La GIZ y el financiamiento sostenible, verde e incluyente

La GIZ ha contribuido al desarrollo de las condiciones marco para la utilización de instrumentos públicos y privados, nacionales e internacionales orientado a la implementación de la NDC a través de las siguientes acciones:

  • Coopera con el gobierno mexicano, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México (Banxico) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), entre otros actores, a fin de crear las condiciones habilitadoras que permitan movilizar capital público y privado para el cumplimiento de las metas climáticas de México suscritas en el Acuerdo de París.
  • Apoya a la Dirección General de Políticas de Cambio Climático (DGPCC) de la SEMARNAT a desarrollar líneas de acción que se han integrado a la revisión y actualización de la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC), ya sea a través de fuentes nacionales o internacionales, públicas o privadas, para poder orientar y coordinar a todos los actores involucrados y así atender los retos, además de orientar el financiamiento de proyectos para combatir el cambio climático y cumplir con las metas establecidas en la NDC.
  • Trabaja de la mano con los reguladores financieros para desarrollar capacidades y crear las condiciones habilitadoras que permitan transitar hacia un sistema financiero verde y sostenible.
  • Asiste al gobierno mexicano en el desarrollo de una taxonomía de financiamiento climático y sostenible.
  • Coopera con la Asociación de Bancos de México (ABM) para impulsar el desarrollo sostenible y de una economía baja en emisiones de carbono. De esta forma, fomenta una alineación de los objetivos del sector bancario del país con las metas de la Política Nacional de Cambio Climático. Entre sus proyectos más significativos se encuentra el desarrollo de la taxonomía de financiamiento verde (2020).
  • Colabora con organismos internacionales como el Kreditanstalt für Wiederaufbau (KFW) para el fortalecimiento del sistema financiero nacional y fomenta la movilización de capital público y privado para contribuir de manera crucial al cumplimiento de las NDC.
  • Coadyuva, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para fortalecer las actividades del Laboratorio de Innovación Financiera México en beneficio de las finanzas climáticas.
  • Asiste al Banco Mundial (BM), a través del proyecto 30 by 30 Zero, para aumentar los préstamos climáticos de los bancos al impulsar el desarrollo de proyectos nacionales y permitir el financiamiento de los mismos.
  • Apoya, en un esfuerzo conjunto con la NDC Partnership, a través de un asesor económico, a la SHCP en un proyecto que permita identificar acciones, programas y fuentes adicionales con el propósito de movilizar recursos públicos y privados para alcanzar una recuperación sostenible tras la crisis dual originada por COVID-19 y el cambio climático.